domingo, mayo 07, 2006

To be concluyed...

Ayer mientras cruzaba un semáforo en la Palmera y me adentraba en la peatonal calle Tres de agosto, me sentí como Sarah Jessika Parker rematando un capítulo de Sexo en Nueva York.
Caminaba despacio, la mirada en el suelo y cruzándome con decenas de desconocidos ajenos a mi dolor. Incluso no me faltaba una melodía de fondo que sólo yo podía escuchar gracias a mi flamante MP3 o Naranjito II (si la Zarzamora, la del blog como un cortijo, me lo permite). Sonaba como digo una canción. Era 'No' de Shakira.
Dejaba pues envolver cada paso que daba con aquellas frases que tanto sentido parecían tener. Voy a pedirte que no vuelvas más, dice en un gorgorito la perra libanesa a la que envidio semejante movimiento de caderas. Y precisamente eso acababan de hacer conmigo, pedirme que no volviera, que dejara tiempo (para que hiciera su efecto) al veneno que yo misma inyecté. Así regresaba a casa SOLA, tratándo de resolver la forma tan enrevesada que el Universo tiene a veces de actuar... la forma tan enrevesada que algunas parejas tienen para unirse.
Pensaba en ello, y sin embargo, no hubo remate para el patético capítulo que protagonicé. No hubo moraleja como las de la Carrie en Sexo en Nueva York.
No había nada. Solo mi paso lento entre los extraños, calle Concepción ahora. La voz de Shakira no se fue apagando para que un hipotético espectador pudiera escuchar mi final y salvadora reflexión. La clave para entender la historia no llegaría. Solo yo, buscando la llave en el fondo del bolso. Yo, empujando la pesada puerta del portal, y depués rehuyendo la mirada del espejo en el ascensor.
No hubo final para esta historia sin final.
Solo quedé yo continuando un capítulo que ya había dejado de tener sentido. Ahora la pregunta es: ¿lo tuvo alguna vez?. Hay share suficiente para una segunda temporada.


p.d. Este post lo escribí sobre mi libreta de Jordi Labanda la madrugada del dos de mayo (qué histórica) tras un desencuentro. Hoy no veo la realidad tan negra, pero he querido publicarlo para ser fiel al blog. Y para que conste en acta.

1 comentario:

Atreyu dijo...

Me encanta lo de "hay share para una segunda temporada". Tú podrías protagonizar una serie que mezclara UPA con Fama, con 'Alsa' y con Compañeros. Aunque también se podría hacer una versión de la serie USA: 'Sexo en la calle Concepción'. No te preocupes, recuerda mi experiencia y créeme cuando te digo que, si el Barbas y tú sois almas gemelas y estáis destinados el uno para el otro, acabaréis juntos. No importa las vueltas que haya que dar. No importa los muros que haya que derribar. No importa que pasen los años. Mientras tanto, adquiere experiencia con otras almas (y otros cuerpos...).