lunes, mayo 08, 2006

Canto a la belleza




No voy a escribir mucho porque en estos casos sí es cierto que vale más una imagen que mil palabras, y que me perdonde mi amigo poeta, aunque sé que en el fondo él lo entenderá.
Este es un ejercicio sencillo, sólo les propongo una ruta por el cuerpazo de este guapo actor que ha conquistado mi pequeño corazón (un pareado para esta oda). Deténganse en la profundidad de sus ojos, en esa boca que no invita más que a comérsela (la boca, digo), y ese cuerpazo, que quizás no se adivine en la imagen, pero créanme: en la película, los músculos de la espalda se le marcan bajo el chaleco... una maravilla, un dios hecho de carne y hueso para que los mortales tengamos algo con lo que martirizarnos... La película que protagoniza digamos que no es un peliculón, una comedia romántica al uso, aunque sí es cierto que algo más original que las habituales y con un poco más de calidad (al César lo que es del César)... así que invito a verla (Ojalá fuera cierto es el título) a todos los que estén dispuestos a deleitarse durante una hora y media y a repetir, como mi compi de piso hizo (algún día le dedicaré un post porque se lo merece)... qué boca!!!
Como diría Jose... Pasen y vean, y disfruten



1 comentario:

Atreyu dijo...

Pues si quieres verle la minga mandinga, no te pierdas 'En Carne Viva', filme en el que Meg Ryan suelta sus efluvios corporales a tuti plen. Si quieres, quedamos y te enseño mis similitudes con Ruffalo. Mis atributos. Mis dotes interpretativas...