miércoles, mayo 24, 2006

El padre de Papa Noel

Hoy, siguiendo con cierta tendencia a escribir post-homenajes, he decidido escribir sobre Norman Rockell. Un dibujante norteamericano al que conocí y aprendí a amar gracias a otro dibujante aznalcollero al que además me une el vocablo C-U-Ñ-A-D-O, y que me introdujo en ese maravilloso mundo del comic y las historietas, y me enseñó que el arte no sólo se presenta al óleo, y que podía disfrutar tanto con un libro de Mafalda (la inolvidable) como con una novela de Javier Marías. En fin, Rockell es su artista favorito, o uno de sus..., y todavía recuerdo el primer libro que me prestó sobre su obra. En la portada aparecía ese maravilloso multi-autoretrato que he colgado en este post para vuestro deleite.



Este buen hombre, con ese estilo tan peculiar, tan realista y al mismo tiempo mágico, impreganaba cada lámina de un aire fotográfico, que sin embargo carecía de la fría apariencia de esos cuadros que cuando los ves dices : parecen una fotografía, y precisamente por eso no gustan. En cierto modo, las láminas de Norman me recuerdan a la de esos locos de pinceles finísimos que se apellidaban Van... lo que sea y que propagaron por el mundo la pintura flamenca, y dieron fama a esos espejos tan inquietantes en los que se reflejaba el propio cuadro. Me recuerda en ese aire entre realista y mágico, repito.
En fin, que nadie espere una vuelta de tuerca en este post básicamente informativo, que no va a cabar con ninguna reflexión, fruto de los dramáticos momentos que vivo (lo que yo os diga, una peliculera), sólo que hoy, no sé por qué, me he acordado de este dibujante, y he pensado que quizás os engancheis también a su estilo viendo algo de su obra. Es mi homenaje secreto a ese otro pintor de brocha fina que me llevó de la mano al cómic.
Como apunte diré, para reafirmarnos en eso de que vivimos en una sociedad algo artificial, que este es el responsable de que Papa Noel sea un hombre gordo, con larga barba blanca, cachetes sonrosados y traje rojo... así lo dibujo para una campaña publicitaria de Coca Cola...

Y aquí van más...


Esta se llama 'Baño Prohibido' y ...

... y esta 'Libres de la pobreza'.

4 comentarios:

Jose dijo...

No sé si te habrás fijado pero es curioso que en la esquina del cuadro haya colocado unos retratos de Durero, Rembrandt (creo), Picasso y Van Gogh. Los grandes reratos de la historia dentro de un retrato. Apuntaba alto este hombre, eh?

Patriice dijo...

Me di cuenta, efectivamente. Y supongo que sí que apuntaba alto... es un pintor curioso, con una obra muy periodísitca, muy publicitaria, muy actual, en definitiva, tiene algunas otras postalillas muy cómicas, busca, busca, en google.
besos

La Mala Vida dijo...

Resulta que había visto cuadros de este hombre y no sabía que eran suyos. Me gusta mucho y posiblemente me aficione realmente a su pintura. Por cierto, gracias por interesarte por el blog de mi Paco. Le ha hecho ilusión tener por fin respuesta a sus comentarios. Besillos.

dew gdpm dijo...

Qué bonitas! Sobre todo la primera; supongo que miraba al espejo, también para ver la parte suya de detrás y así poder dibujarla, no? Qué way. No entiendo nada de pintura!, pero como gusta...Se dice que cuando no se puede explicar la belleza con`palabras, habrá que imaginarse cuán belleza encierra tal cosa, eso es lo que me pasa...jajaja.
Un kissito, my friend!