jueves, octubre 05, 2006

Suprimir

Disculpen mis buenas almas lectoras... tras la alarma que he creado, he decidido suprimir del blog mi último post titulado 'Jueves negro de octubre'. Lo escribí en un momento muy concreto del día de ayer, cuando una terrible preocupación asolaba mi isla. Pensaba que, efectivamente, todo lo estaba haciendo mal y que cualquier cosa que hiciera por remediarlo, sólo empeoraría las cosas. En fin, ya lo leyeron, al menos dos de ustedes... y la preocupación que han mostrado, me hizo releerlo a mí. Supongo que me pasé un poco. Sobre todo porque pocas cosas son verdaderamente irremediables (dicen que sólo la muerte y hacienda)... así que, ahora que alcanzo mi décimo, esto es, último, día de trabajo, y que empiezo a ver la luz al final del tunel... suprimo ese capítuo (ojalá todo fuera tan fácil), doy las gracias a mis dos lectores y pido disculpas, soy andaluza y peliculera, una mezcla explosiva para la exageración.
Hasta el próximo terremoto.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Ojalá todo fuese tan fácil.
Pero una cosita mari: no se valen los post herméticos y catastrofistas que nos dejan con las patitas colgando. Si tienes que asustarnos lo haces con datos concretos que podamos valorar la magnitud del desastre.

Bueno, dicho esto, sólo me quedan dos cosas más que decir:

A.- Te quiero shosho.
B.- Viva Andalucía que nos hizo tan exageraos pa tos. Es que las medias tintas no van con nosotros. Aquí o una Bernarda Alba, unas bodas de Sangre, una Yerma o ni m dirijas la palabra, vamos. jajaja.

Ah! se me olvidaba y... Delenda est Cartago. Ea!

Besos.

La Mala Vida dijo...

Ay, ay, que no leí el post... No me lo perdono. Pero, claro,comprendo al respetable, porque yo el otro día con un comentario que tampoco era nada del otro mundo desperté llamadas, preocupaciones y ¿qué ta pasao, miarma? varios. Es que las mujeres andaluzas somos así, y las de nuestra generación, periodistas de Gonzalo Bilbao, de la promoción 1999-2003, concretamente, todavía más. María Fernando Ladrón de Guevara a nuestro lado era una aficionada (con todos los miles de perdones por la artista).
Y cuando estés así, teatrera y melodramática, coge el teléfono y llama. Pero no asustes al personal,que somos todos mu sensibles.
Ah, y no me revientes finales de películas, tía. Menos mal que logré vencer mi curiosidad y no leí lo de Alatriste. Ya te contaré cuando vea la peli, que no voy al cine porque hay que ahorrar pa las gambas del bodorrio, jejeje. Pero, vamos, El diablo viste de Prada no me lo pierdo por nada del mundo. (Leída la novela, me he enganchado).
Hala, salud y república, hermosa.