miércoles, septiembre 19, 2007

Desnortada

Acurrucada sobre mí misma, como si estuviera adormilada en un cascarón de nuez, hoy me siento como una princesa TACATÁ. Pequeña, vulnerable al máximo. Sensible ante el mundo hostil que no me comprende. Con ganas de plegarme y esconderme, con ganas de que el mundo desapareciera, con el deseo de transformar mis merceditas deportivas rojas en unos verdaderos tacones rojos de rubí dispuestos a realizar el viaje inverso, de entrada, es vez de salida, al maravilloso mundo de OZ.
Esta noche velarán por mí los terribles y malvados interrogantes. Otra vez ellos. Sin una respuesta fácil. La pérdida está garantizada.

5 comentarios:

Zarzamora dijo...

I'm here.
Tanti baci.
Un abrazo.
Sono tornata.
Te redactaré.

Anónimo dijo...

Nunca se pierde. Más bien al contrario, se ganan nuevas sensaciones, nuevas amistades y se suman a las verdades que quedan tras el filtro necesario. Ahora te darás cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos y detectarás a aquellos que no están dispuestos a hacer esfuerzo alguno por mantener una cierta relación... UN BESO FUERTE.

Pedro dijo...

Qué está pasándote, amore?

Ereskigal9 dijo...

Patriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, actualizaaaaaaaa por favor, tengo 'necesidad' de tiiiii. Jejejeje. Agrégame al Msn anda plis y hablamos, es como minick.
Mil besos wapisisimaaaaaaaaa. Ana

La Peca Dora dijo...

Oye, me tienes que contar qué te pasa, Patruki, que estoy en ascuas. Un beso, guapa.