viernes, junio 22, 2007

Dudas

Cuando veo Los hombres de Paco, no piensen que me limito sólo a contemplar la potente belleza de mi Lucas. No sólo. A veces, consigo sacar de la serie alguna bonita reflexión. Qué difícil es comprender a los demás, verdad? Porque claro, nosotros tenemos nuestros propios principios, nuestros propios criterios y mandamientos, lo que está bien para algunos está muy mal para otros, lo que es importante para alguien, no lo es en absoluto para otro... cómo podemos comprender entonces al prójimo si nos hace algo que para él es absolutamente normal y que a nosotros nos parece un ataque directo a nuestras acciones, a nuestra entrega... Dónde está el límite de la tolerancia? Debemos decir, bueno es que es así, y conformarnos. Acaso tenemos derecho a reproche alguno? Pero es justo esa resignación hacia lo que hace el otro y que nosotros consideramos, al menos, algo doloroso e injusto. Sé que dramatizo. Estoy pensando que quizá debía hacerme actriz en vez de periodista. Pero no puedo evitarlo. Surgen las dudas, hermanos. Y no hay nada más desesperante que las pesadas, maliciosas y horripilantes dudas.

3 comentarios:

el chico de la chaqueta azul dijo...

La duda siempre acaba por envenenarnos así que lo mejor es eliminarla cuanto antes. Saludos

Anónimo dijo...

pupiiiii!! Ya tengo otro sobrino!!! Es el hijo de Juan, el hermano chico de Laura, se llama Juan júnior y ha pesao 4 kilos y 300 gramos... Vamos, un Shaquille O' Neal en potencia. Un besorro.

La Peca Dora dijo...

Ayer estuve de nuevo en Fnac Sevilla (se está convirtiendo en un hábido para las tardes de calor en que no sabes qué hacer) y estuve a punto de comprarme Negra espalda del tiempo. Pero dudé. La duda es una negra sombra. ¿Alguna recomendación para leer este verano y que no me dé ganas de cortarme las venas? ;)