lunes, marzo 17, 2008

Lunes Santo en Triana (II)

Los dioses han querido que este Lunes sea santo por partida doble...
En fin, hoy 17 de marzo, es Lunes Santo en Triana y, además, San Patricio, lo cual me llena de orgullo y satisfacción.
Este día siempre me pone nostálgica, siempre me traslada en el tiempo, me hace pensar en aquellos días de prisas por cerrar el Covirán y poder llegar a tiempo a la cofradía (no sé cómo, pero lo conseguíamos), me devuelve el frescor (a casa antigüa) del salón de mis abuelos, el viejo salón junto a la cocina donde mi madre y mis tías preparaban bocadillos para los nazarenos de la familia y para los que los acompañábamos desde la barrera. Era un día de jugar con los primos, de comer algo en Casimiro, abarrotado de gente como todavía hoy... de disfrutar del olor a azahar.. era un día nuestro. De la familia, un día que compartir con otros, haciendo crónica de cada segundo, como diciendo, 'mira esto somos nosotros. Somos lo que somos porque esto ha formado para de nuestra vida.'
El Lunes Santo en Triana es uno de los días más hermosos del año aunque te haga pensar en los que no están y eso haga también que sea doloroso. Sigue siendo nuestro día. Seguimos formando parte de él. Seguimos siendo lo que él nos ha enseñado y traído. Es un día para ir rebosante de emociones, para echarse a la calle y aprehender todo lo que el Barrio León (ese maravilloso oasis sevillano) es capaz de ofrecer.
La Semana Santa tiene sus luces y sus sombras, como todo lo que hace el hombre. Pero más allá de creencias hay cosas ante las que a uno no le queda otra opción más que rendirse. Si alguna vez alguien siente flaquear sus recuerdos, si alguna vez alguien quiere hacer borrón y cuenta nueva y llenar su caja de viaje de historias y momentos nuevos, que se pase por aquí. Que se pase por Triana un Lunes Santo y espere ver llegar desde cualquier esquina a Jesús en su soberano poder ante Caifás y a su Virgen de la Salud. Que no se arrepentirá.

4 comentarios:

Juanma G. Lanza dijo...

Gracias a mi amigo Esteban he descubierto este espacio de lectura, que no escritura, sencilla que sale del corazón.
Por favor si alguna vez has pensado dejarlo, lo del blog, digo, no lo hagas.
Me gusta como escribes.

Juanma

Raquel Rendón dijo...

Me alegra verte de nuevo por estos lares internautas, preciosa. A ver si quedamos, no? Y escribe un poquito más, que espero leerte sie como agüita de mayo. He publicado cositas nuevas, eh? BExitos.

Anónimo dijo...

Hola!

No sabes la pena que me ha dao leer este post,los lunes santos en Triana también son mios, y este año no he podido ir a ver como caen los petalos de los balcones..
Mientras trabajaba, mi corazón estaba allí.
Por cierto, algunos de esos lunes me he encontrado con algún miembro de tu clan, y el año pasado con tu sobri!

Besos
Vivalacallelamina

Pedro-Abeja dijo...

Amén hermana! Yo siempre estoy allí, ya lo sabes.

Kisses.